La meva llista de blocs

dissabte, 19 d’agost de 2006

Les tardes de pluja / Las tardes lluviosas

... t'animen a no sortir de casa. I què millor si ens quedem a casa que asseure's davant del brodat i posar fil a l'agulla! Així que descartada la possibilitat d'acostar-me a la platja, la platja s'ha acostat a mi. A la primera foto podem veure com estava el FWP des del 6 d'agost i a la segona com el vaig deixar ahir. En total han estat tres tardes de brodat des d'una foto a l'altra.



... te animan a no salir de casa. Y qué mejor si nos quedamos en casa que sentarse delante del bordado y poner hilo a la aguja! Así que descartada la posibilidad de bajar a la playa, la playa se ha acercado a mí. En la primera foto vemos como dejé el FWP el 6 de agosto y en la segunda como lo dejé ayer. En total han estado tres tardes de trabajo desde una foto a otra.

8 comentaris:

Cristina ha dit...

La mayoría de la gente odia las tardes lluviosas... si no fuera por los centros comerciales para poder salir de casa. Pero a mí, como a tí, la idea de quedarme en casa con mi labor,oyendo como cae la lluvia fuera, me resulta de lo más atractiva. Rara que es una ? Creo que no: para mí es un placer.
Y lo que cunde la labor en ocasiones así, verdad ?

an_drea ha dit...

Pues si somos raras, debemos de ser unas cuantas. Yo me apunto también a escuchar la lluvia mientras bordo o mientras estoy estirada en el sofá relajándome tomando un té.

Un par de empujoncitos más y ¡esa labor está lista!

latietarosa ha dit...

Amí tambien me encanta que algunos fines de semana haga mal tiempo y nos quedemos en casa, así aprovecho para adelantar mis proyectos!!!
T'esta quedant genial aquet mar ;-)

Luna ha dit...

Has avanzado bastante. Las labores de este tipo son muy lentas. El cuadro de la novia de mi blog me llevó hacerlo tres meses, dedicándole al día una hora aproximadamente.
Ya no te falta mucho, cuando lo termines estará precioso.

Sara ha dit...

Aixó ja va tenint un aspecte de platja de veritat!! M'agrada com va apareixent el cranc!

Mayté ha dit...

Pues si que somos algunas las raras, jejeje, A mi siempre me han gustado los días de lluvia, quizás por ello me encanta Londres. Yo disfruto mucho con la lluvia y el olor que desprenden las flores, las ramas y hojas, la tierra mojada... el olor del mar se vuelve más penetrante y luego, de una buena lluvia, caminar por la playa es un deleite... Hummm que gusto :).

Que bonito avanza tu cuadro, todavía recuerdo cuando lo bordé, es un diseño precioso... Vamos, Laura que ya falta menos para terminarlo !!

Ana ha dit...

Pues apuntarme a la lista de los días con lluvia, me encanta quedarme en casita, ver a través del cristal como caen las goticas y bordar sin parar.

El avance genial, eso ya mismo está listooooooooo.

Besicos regordicos

silvia ha dit...

... doncs que plogui unes quantes tardes més, i això està fet !!!.
Ara que ja hem passat aquells dies de calor tan horrorosa, ja ve de gust tornar-se a passar tardes senceres amb la labor a les mans, no???