La meva llista de blocs

dimarts, 18 d’abril de 2006

Obres/ en obras

Tornant a la normalitat... Mai hagués pensat que tindria tantes de ganes d'això, de tornar a la rutina, i és que hem aprofitat aquests dies de setmana santa per continuar amb les obres al pis de Tarragona. Estem vivint a Altafulla i tot i que el lloc és ideal (no hi ha res millor que podem contemplar una bona panoràmica del mar mentre dines), falta espai. De totes maneres, ja sabíem que la nostra estada a Altafulla seria temporal i per això ens hem hagut de posar en marxa. Finalitzats tots els problemes amb el promotor i amb advocat per mig, hem decidit que el primer que havíem de fer era rascar tot l'estucat de les parets. I au dit i fet!! Després de 4 dies intensos, tenim l'estucat gairebé tot fora, ens queda pendent el passadís i una part ben petita de l'habtiació principal. Acabàvem cada dia plens de pintura, guix, aigua i amb les mans totes dolorides. I ara quedarà anivellar les parets i pintar-les. Però després tindrem l'orgull de dir-nos que ens ho hem fet tot solets. Tot i tenir les mans unflades i vermelles com tomàquets, he gaudit d'alguna estona en companyia de l'agulla. Això meu és monoooo!!!!


De vuelta a la normalidad... Nunca hubiese pensado que tendría tantas ganas de esto, de volver a la rutina, y es que hemos aprovechado estos días de semana santa para continuar con las obras del piso de Tarragona. Estamos viviendo en Altafulla y aunque el sitio es ideal (no hay nada mejor que contemplar una buena panorámica del mar mientras comes), nos falta espacio. De todas maneras, ya sabíamos que nuestra estancia en Altafulla sería temporal y por ello nos hemos tenido que poner en marcha. Acabados los problemas con el promotor y con abogados de por medio, hemos decidido que lo primero era rascar el estucado de las paredes. Y dicho y hecho!!! Después de 4 días intensos, tenemos casi todo el estucado listo, quedando pendiente el pasillo y una minúscula parte de la habitación principal. Hemos acabado cada día con pintura, yeso y agua hasta las cejas, y con las manos completamente doloridas. Y ahora queda alisar y pintar paredes. Pero después nos quedará la ilusión de decir que nos lo hemos hecho todo solitos. A pesar de tener las manos hinchadas y enrojecidas como tomates, he dispuesto de algún pequeño momento para la aguja. Es que lo mío es monooooo!!!!

3 comentaris:

Lolita Blahnik ha dit...

que horror obras!!!!! las odio
espero que todo quede bien y no curres mucho

Sara ha dit...

Buf! Esto no son las manualidades que nos gustan! Lo de rascar es lo peor, luego pintar es más agradable, y por fin viene el momento de acabar también de pintar, instalar ya los mueblos, entre los cuales el sofá para volver a las cruces!

ainhoa ha dit...

....y lo bien que queda cuando se termina?

Un saludo